miércoles, 16 de abril de 2008

Teclas. Al volante.

Como muchas veces sucede con esto de los ordenadores la mejor intención se convierte en un desastre si se aprieta la tecla equivocada, o si el ratón no tiene el día.
A mi, por intentar quitar la extraña palabra de verificación a la hora de poner comentarios, no sé cómo, he impedido durante un tiempo que se pudieran poner comentarios, les pido diculpas.
A Jesús le ha sucedido algo más grave. En su loable intención de repasar gramaticalmente los textos que escribió de forma apresurada se cargó, sin preámbulos, todas las entradas. Perdón, todas no, de forma curiosa sólo sobrevivió la primera que se limitaba a un escueto 'hola'.
Es que, encima, los pecés tienen su ironía y su sentido del humor.
Será por eso que estos días me he distanciado del blog, y porque el fin de la huelga me ha devuelto a los viajes judiciales. Y cuánto más voy a los Juzgados, y cuánto más me pongo la toga, más chorradas me vienen a la mente.
Hoy declaro publicamente que voy a abrir una investigación sobre las señales que llevan los camiones sobre su longitud. En estos días me he cruzado con multitud de camiones, y aquellos de gran longitud suelen llevar un rectángulo de marco rojo y fondo amarillo que indica tal circunstancia. Hasta aquí todo normal.
Lo que no entiendo es que muchos de ellos llevan inscritas las palabras "vehiculo longo" a pesar de que la marca comercial del camión pueda ser española, portuguesa u holandesa. Será que Milán es la capital europea de la moda. Por mi parte, me gustan esas palabrejas, suenan frescas, cachondas, el italiano suena a feromonas, pero no termino de encontrarles la explicación. ¿Sólo fabrica las plaquitas una empresa italiana?
Entre estas absurdas divagaciones (y otras), los pleitos sobre corzos atropellados, los muros medianiles derruidos, los Red Hot Chili Peppers a toda ostia, las excepciones, las conclusiones, los deambulantes Coldplay, la prueba, los restos de la pájara que me pillé en la carrera del domingo (Alcázar de San Juan, te empiezo a odiar) y la observación de las vallas ganaderas o cinegéticas de los cotos circundantes, no sé cómo me quedan ganas de escribir en el blog.
Un consejo: no prediquen con el ejemplo, tiene que ser muy aburrido. Es más, no prediquen.

9 comentarios:

Néstor Aparicio dijo...

Juas, juas, juas... Ramón, creía que no había nadie más quemado que yo con esto del final de la huelga, pero veo -y me alegra, claro- que hay otros peor... Yo, al menos, no sufro pájaras. Eso se cura en La Deliciosa, con un cruasán y un café, ya verás.

R. Gª. ALDARIA dijo...

No hombre, el fin de la huelga está bien, los juicios es lo más divertido y pilotar a Leonidas es un placer. Ahora bien, las esperas sin sentido, los clientes pesados y quejicas, y los funcionarios chabacanos (sin generalizar, por supuesto) son realmente insoportables. Apunto lo de La Deliciosa para cuando tenga tiempo.

R. Gª. ALDARIA dijo...

Ejem, para evitar malas interpretaciones y aunque suponga señalar casi con el dedo: con lo de los funcionarios me refiero a dos o tres de Puertollano que el otro día me inflaron las narices. Que no haya más aludidos, que nunca me gusta generalizar. Punto y final.

Anónimo dijo...

Sin contar con los clientes-simio...
Virginia (icam)

Dakyuska dijo...

No es por meterme contigo... pero... lo de la plaquita de los camiones... no es italiano.... es portugués.... hay... que daño te ha hecho el chikichiki.....
y para el estress, como dice Néstor, deporte que cansa el cuerpo y descana la mente.
saludos y un beso (¿por qué no?)

raul rodriguez dijo...

Pensaba que habías recibido la visita de un troll lo suficientemente pesado como para deshabilitar los comentarios, me alegro de que no sea así.
Yo he visto tambien LONG VEHICLE, pero claro no tiene mérito, vivo en la carretera como MIke Rivers.

R. Gª. ALDARIA dijo...

Exacto, VIRGINIA, los clientes-simio pueden ser la gota que colme el vaso.
¿Es portugués? ¿Seguro? ¡Qué decepción! Ya no me gusta. Está claro que lo mio no son los idiomas. Es que encima hago tanto deporte que puede que también me llegue a estresar.
Los troll y trolas no los conozco, de momento. Eso de "long vehicle" si sé que idioma es, je,je, y me tranquiliza, empezaba a pensar en conspiraciones italo-portuguesas.

jegarmimo dijo...

Comparto todo lo que dice, me ha gustado.

Pero hablando de estar quemado, respondeme a esto:

¿Qué es más preocupante para posibles quemaduras?

a) Que una central nuclear tire mierda radiactiva.

b) Que los responsables de la central lo oculten e inviten a niños a pasear por sus instalaciones.

c) Que hayan echado al director de la central (Hecho insólito en España y que debe esconder no una pequeña fuga sino algo casi impensable.

Espero que no te quemes, por si acaso no te acerques por ese segurisimo lugar.

Dakyuska dijo...

ahora , lo que tienes que cambiar es lo de la hora jejejejeje