miércoles, 30 de abril de 2008

Vivan los monos

¡Carambanos y retruecanos! Finalizando la jornada laboral a modo de un Chiquilicuatre más, ¡perrea! ¡perrea!, me encuentro que aquí me conceden un premio, el Blogger Sapiens Award. Claro está, de forma totalmente inmerecida. No creo que la corta vida de este blog merezca tal galardón. Lo que hace el compañerismo y la amistad.

Por cierto, que lo del otro día no fue un perro, Néstor, fue el caballo de Atila en una cacharrería. Pero yo prefiero llamarlo cambio de guardia. Quién sabe, quizá el treinta de junio me toque un asesino de la katana. En fin, muchas gracias por lo del lunes y por este premio, que ha ocasionado que practique levemente mi falsa modestia y que haya descubierto que tengo un gran parecido con el gorila de la foto. Los que tengáis puente-acueducto disfrutarlo. Que yo el viernes tengo guardia, por un cambio de última hora de un compañero indispuesto. A qué me sonará eso.

Cada vez que me volvaís a visitar recordar que leeís a un dignísimo Blogger Sapiens Award (se me fue la falsa modestia) Un premiado entre los premiados. Ahí queda eso.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena!

Mr. Hyde dijo...

Congratulation

Dakyuska dijo...

Ya te felicité (bueno, atodos en general) donde Néstor pero FELICIDADES otra vez

R. Gª. ALDARIA dijo...

El premio también es vuestro por vuestras visitas y comentarios, por cierto, habrá que hacer algo para celebrarlo, ¿no?

Néstor Aparicio dijo...

Esto, ejem... que oigo no sé qué de celebrarlo. Ya me dirás hora y lugar.