lunes, 5 de mayo de 2008

Arreglos de todo tipo.

Arreglar las cosas por las buenas, claro. La voz que sale del teléfono suena segura, dando por hecho lo que considera obvio, presumiendo la solución de forma contundente. Pero las obviedades no suelen ser prácticas, o probables, o probadas, salvo cuando van en nuestra contra. Eso es lo primero que se debería enseñar en una Escuela de Práctica Jurídica.
Que un abogado recomiende ir al Juzgado, así, por las buenas, no produce confianza. Pues sí, Señor, yo llamo al administrador de la finca. Yo intento que él arregle esa gotera insoportable que lleva usted filtrando, gota a gota, año y medio. Y, por las buenas, acabará usted en el Juzgado, que es donde, por su bien, debería acudir cuanto antes.
Otra cosa que debiera enseñarse en las Escuelas de Prácticas o Facultades de Derecho es que hay algunos Jueces que quieren ser Legislador, y viceversa, y recíprocamente, y todo al mismo tiempo. Aquí todos somos seleccionadores nacionales, ganadores... y agoreros de caer en cuartos de final. Ponemos heridas en las vendas para darles utilidad, por sí acaso.
A un conocido Magistrado le oí decir en una conferencia no hace mucho tiempo: "esta norma que nos quieren imponer". Su Señoría se buscaba una interpretación kafkiana para evitar aplicarla en su sentido literal, en su sentido real y puro. Señor Magistrado: hay normas vigentes y derogadas y usted aplique las primeras e ignore las segundas, y pare usted de contar. Me aclaró muchas dudas saber qué pasa por la cabeza de algunos Magistrados al interpretar una norma y, lo que es peor, al poner una sentencia.
Hay goteras de todo tipo.

3 comentarios:

Dakyuska dijo...

esto.... no me he enterado de nada.
Creo que tendré que volverlo a leer...

Néstor Aparicio dijo...

Pues sí Ramón, lamentablemente en esta España nuestra todos queremos ser todo, excepto lo que realmente somos. Así lo más fácil es rajar del legislador. Además, no olvides que "ellos" siempre saben más que nadie de todo [y así nos va].

R. Gª. ALDARIA dijo...

Lo siento DAKYUSKA, espero que en la segunda lectura hayas sacado algo en claro. Es que algunas cosas son muy de la profesión y esquematizo tanto que no me explico...
Sí, en definitiva todo será falta de humildad, es posible.