martes, 13 de mayo de 2008

Balonmano Ciudad Real: celébrelo con arte.

Algunos Policías Locales son unos auténticos artistas callejeros. Ni en las Ramblas de Barcelona he encontrado actuaciones con tan hondo mensaje y expresividad. Me explico.
Antecedente: el Balonmano Ciudad Real logra sobre las ocho de la tarde del domingo pasado la Copa de Europa tras una remontada histórica, épica.
Hechos: como es habitual en estos casos la gente va reuniéndose en la Plaza Mayor para celebrar de forma espontánea el título. Algunos coches, la gran mayoría, tocan el claxón con el típico soniquete de pi-piii, pi-pi, piiiiií, a la vez que ondean la bandera o bufanda por la ventanilla. Téngase en cuenta que el tráfico rodado a esa hora del domingo en la ciudad es mínimo, pues además de día de descanso es la Romería de Alarcos y la gente esta atiborrándose en el Cerro.
Arte policial: dos gendarmes, cuyo vehículo está aparcado en doble fila frente a la librería Litec, se bajan y detienen la marcha de un coche, en el cuál va una familia, matrimonio delante y dos hijos pequeños detrás. No sé si llegan a multarles pero les requieren de forma contundente a que no toquen el claxón y a que se tranquilicen (sic), tras unas palabras que duran unos minutos, los agentes han conseguido que se forme un pequeño atasco que llega hasta la Calle Juan II, por lo que los coches del final del atasco tocan el claxón, mientras un poco más adelante los coches que pasan por el cruce del mercado en dirección a la Plaza Mayor (que no ven a los agentes ni saben qué sucede) pasan tocando el claxón y ondeando banderas y bufandas.
Mensaje artístico: el más puro y brutal esperpento. Esta pareja de agentes de la autoridad consiguió sin palitivos llevar a la mente del conductor del vehículo (por cierto, no era yo, que sois unos mal pensados) el más puro absurdo valleinclanesco. Además de no conseguir frenar el aumento de coches que tocaban el claxón, consiguieron que algunos lo tocaran por el pequeño atasco que provocaron. La aplicación literal, descontextualizada, desproporcionada y limitada de las normas lleva a eso. Una expresión festiva de alegría a esas horas no genera ningún riesgo en la seguridad del tráfico ni genera un ruido nocivo o insalubre. Tengan cuidado al gritar gol, en un bar, en la calle, o en su sofá. Esta pareja puede llamar a la puerta y ofrecerle gustosamente una actuación.
Es lo mismo que si hubieran disuelto a la gente que se reunió de forma espontánea en la Plaza Mayor por tratarse de una manifestación no autorizada.
Lo dicho, unos artistas.
O quizá no les guste el balonmano, o son del Portland, o parientes de Demetrio Lozano.

5 comentarios:

Néstor Aparicio dijo...

¡IM-BÉCILES!
Y que viva el Balonmano Ciudad Real, leches. Que llevamos 5 de cinco.

Eduardo Peña Bustos dijo...

Joder y pensar que en realidad era para haberla ligado gorda coño.Que realmente luego en el fondo somos un poco frios, que la gesta bien merecia una fiesta local por todo lo alto, con incendios, demoliciones y boicoteos a las fuerzas de orden público que lo quisieran evitar.

R. Gª. ALDARIA dijo...

¡Eso chicos, eso! ¡Adrenalina en estado puro! Brrrrrrrrr.... El viernes es la celebración oficial en la Plaza Mayor, ¿quedamos antes para ver la Naranja Mecánica y bajar mentalizados? ¡A por ellos, oé! ¡A por ellos, oé!... Ejem, perdón, me he exaltado un pelín.

raul rodriguez dijo...

Qué sobrios sois los castellanos coñe, eso pasa en Sevilla y o se unen a la juerga los guardias, o los linchan.

R. Gª. ALDARIA dijo...

Llevas razón RAÚL, pero no te fíes, somos menos expresivos pero retorcidos, a la chita callando...