lunes, 19 de mayo de 2008

Los cuenta pleitos.

Dícese de aquellos abogados que hablan más fuera de la Sala de Vistas que dentro de ella. Aquellos con los que, tengas más o menos confianza (yo, normalmente, poca) haces de oyente ocasional durante más tiempo del que te gustaría. Son capaces de hacerte un vademécum de los asuntos de su despacho (todos, claro está, son interesantísimos) con gran facilidad. Dan la sensación de que es complicado que haya vida/pleitos más allá de sus dominios.
Hay gente con exceso de motivación, o de aspiraciones, o de necesidades, o de cualquier cosa.
A veces son entretenidos. La mayoria de las ocasiones, pesados.
Será por cosas del secreto profesional o por falta de ganas o de motivación, o por no tener pleitos entretenidos de esos que tienen los cuenta pleitos, pero no tengo yo vocación de juglar más allá de lo estrictamente profesional.
A todos los cuenta pleitos del mundo: me aburrís.

2 comentarios:

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... Oye, ¿y qué hago con mi blog? Espero que mis salidas en bici no te aburran, ja, ja, ja...
[¿qué tal por Almagro?].

R. Gª. ALDARIA dijo...

No jorobes, una cosa es describir cada providencia, demanda o recurso, y otra sensaciones, aspectos humanos, etc... A ninguno de mis amigos y visitantes de este blog (lo que conozco al menos...) les considero un cuenta pleitos, que quede clarísimo. Además, creo que sabes perfectamente a que perfil me refiero pues seguro lo has sufrido en tus carnes.
Por Almagro una de cal y, creo, una de arena, como suele pasar en los Juzgados.