miércoles, 11 de junio de 2008

Mundo animal.

Hay noticias aparentemente absurdas que, en el fondo, dicen mucho más del mundo que los recurrentes juegos de la política, el cambio climático o los sucesos del ámbito penal con que nos acribillan permanentemente los medios. Los criterios de esos medios. Hoy me he llevado dos sorpresas: Por un lado, la obesidad y el sobrepeso superan a la desnutrición por primera vez en la historia, y parece ser que dicho resultado no es debido a que haya disminuido la desnutrición. Por otro lado, los monos capuchinos aprenden a usar dinero. El otro día me dijo mi perro que los seres humanos nos damos demasiada importancia y, por lo citado, va a ser que lleva razón.

7 comentarios:

jegarmimo dijo...

Todo idiota ha superado con creces su faceta animal.

La idiotez es una cualidad exclusivamente humana que nada tiene que ver con el coeficiente intelectual. Lo idiota es el no va más de lo ruin.

Néstor Aparicio dijo...

"El otro día me dijo mi perro que los seres humanos nos damos demasiada importancia"
¡Zas! Genial. El problema es cada uno se da demasiada importancia a si mismo, no a los demás.

Mens dijo...

Ya se veía venir, no sólo es tu perro el que te saca a pasear sino que, además, es el que te da las ideas para el blog. Reconoce que lo mejor que te ha podido pasar es que tu perro te haya acogido como discípulo en sus enseñanzas de filosofía "humana".

R. Gª. ALDARIA dijo...

Me empiezo a preocupar: comparto plenamente tu opinión JEGARMIMO.
Efectivamente NÉSTOR, mi perro es genial, como digas lo contrario vas a tener un serio problema con mi padre.
Que pasa MENS, se nota que has escrito ese comentario embotado por el alcohol. Aqui te espero.

Anónimo dijo...

Mis dos gatos también me dijeron ayer que los humanos somos muy raros, que hemos perdidos nuestros instintos y que hemos convertido el mundo en una jaula artificial.
Están bastante molestos. Pobres!

Mr. Hyde dijo...

La noticia de que los monos capuchinos manejen dinero es, como mínimo, inquietante. Todos conocemos esa película de anticipación en la que los putos monos rigen el destino de nuestro planeta. Pero ya no está Charlton Heston para combatirlos.
Procedamos pues al exterminio de todo primate antes de que sea tarde.

R. Gª. ALDARIA dijo...

También son sabios tus gatos, espero que se les haya pasado el malestar, seguro que los cuidas muy bien.
Mr. Hyde, tranquilo, seguro que la Asociación Nacional del Rifle ya tiene otro presidente y está pendiente de las noticias.