sábado, 22 de marzo de 2008

Fervor popular

Acostumbrándonos a resistir. Eso es, simple y llana supervivencia. Cuevas acogedoras, protectoras. Instinto. Ritos de comprensión. Intentar comprender el sentido de la trascendencia. ¿Por qué? Creamos arte y sentimos algo más. Historia. Sin saber, soñando, sin soñar. Imágenes al paso de la costumbre y costumbres criticadas por apasionadas. Instituciones que al serlo pierden su esencia y, otras, que vagan por incompetencia. Velos y velas. Intimidad. El juego de iluminar y encubrir hondamente arraigado, a la vez, en matrimonio de conveniencia, en huecos de piedra y palomas. Arrastrar las cadenas cuando alguién sólo quiere cantar una saeta. Bebidas, espíritus y realidad. Desde hace mucho, mucho tiempo, se viene haciendo lo mismo. Qué será. Será.

3 comentarios:

Daky dijo...

Lo que más me ha gustado es eso de "matrimonio de conveniencia entre huecos de piedras y palomas"
aunque no sepa muy bien porqué.
Buen fin de semana

R. Gª. ALDARIA dijo...

Es de agradecer que te haya gustado, yo tamnpoco sé muy bien porqué lo habré escrito.

Daky dijo...

Pues debe de ser cosa de la zona, porque a Néstro le ha pasado parecido.